La innovación es una filosofía integradora, no un proyecto o departamento.

La innovación es una filosofía integradora, no un proyecto o departamento

La innovación es una filosofía integradora, no un proyecto o departamento.Empresas, organismos y personas, todas buscan con anhelo reinventarse a sí mismas. La innovación es ahora vista por muchos como el santo grial que puede devolverles la vida. Creo que a estas alturas ya podemos decir que no hay dudas, es posible perfeccionar una gran cantidad de aspectos de nuestra vida personal y profesional. Cada día gestionamos nuestra economía, logística, proyectos que llevamos a cabo y que pensamos abordar, recursos que necesitamos para vivir y trabajar, etc. Todas estas cosas son susceptibles de ser perfeccionadas. Cualquier cambio y paso hacia delante tiene una gran repercusión, ya sea de forma directa o indirecta. No se trata solamente de no deternerse, sino de ir un paso por delante para que el contínuo y veloz cambio que se genera en nuestro entorno no nos arrastre.

El deseo y la acción de mejorar es una actitud de las personas, de la misma forma que la innovación debería serlo en las empresas; pero ésta está siendo adquirida en las organizaciones como  un departamento avanzado de calidad. Se complementa pero no se integra.

Decía Andy Stalman: “Deseando que sean las 9 de la mañana para explicarle a una empresa que atención al cliente no es un departamento, es una actitud”.
No es necesario especializarse en atención al cliente, administración, ventas o marketing para adoptar parte de su esencia, de su razón de ser. Un administrativo puede comunicarse telefónicamente con un proveedor y, antes de despedirse, hablarle de los productos que vende la compañía en la que trabaja. Un comercial puede ser especialmente conservador en los gastos, enviar ideas publicitarias al departamento de marketing o incluso aportar su granito de arena para optimizar el diseño de los productos que vende. Cada trabajador puede y debe pensar en 360 grados. Es la única forma de superar nuestro tope profesional.

Cualquier novedad o mejora de una tarea, producto o departamento repercute en los resultados de toda la organización.
La innovación es una adicción, y puedo decir que también contagiosa. Algunos profesionales me han llegado a impresionar. En algunos casos, al no poder cambiar lo que tienen a su alcance, se aventuran a proponer ideas a otras secciones, o incluso sorprenden con proyectos de nuevas unidades de negocio, que están dispuestos a defender y liderar. Los expertos en recursos humanos de nueva tendencia los llaman intra-emprendedores. Creo firmemente, tras de ver de lo que son capaces, que son los héroes de las empresas, y éstas están en sus manos.

Editor: Ana Mª Hita Velasco @HitaVelasco
Autor: David Cánovas Expósito @CanovasDavid

_

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario