Joint Venture

Joint Venture, el arte de la colaboración profesional.

Joint VentureComencemos con la definición estándar de Joint Venture según Wikipedia:

— [ Empresa conjunta o joint venture es un tipo de acuerdo comercial de inversión conjunta a largo plazo entre dos o más personas (normalmente personas jurídicas o comerciantes). Una joint venture no tiene por qué constituir una compañía o entidad legal separada. En castellano, joint venture significa, literalmente, ‘aventura conjunta’ o ‘aventura en conjunto’. Sin embargo, en el ámbito de lo jurídico no se utiliza ese significado: se utilizan, por ejemplo, términos como «alianza estratégica» y «alianza comercial», o incluso el propio término en inglés. El joint venture también es conocido como «riesgo compartido», donde dos o más empresas se unen para formar una nueva en la cual se usa un producto tomando en cuenta las mejores tácticas de mercadeo. ] —

Hace tan sólo algunos años, este tipo de “alianzas” se generaban entre organizaciones con el objetivo de reforzar sus “marcas”, acción que desde el punto de vista de Marketing también se denomina: Co-Branding. Las grandes empresas emprendían estrategias comerciales conjuntas y solían buscar impactos en medios como la Televísión, compartiendo la inversión publicitaria para buscar resultados conjuntos, desde el punto de vista de marca básicamente “credibilidad y confianza” y desde el punto de vista de producto “mejorar la distribución y generar demanda de consumo”.

Pero los tiempos cambian, y Joint Venture ya no está reservado sólo a unos pocos. Desde un punto de vista particular, esta maniobra de estrategia comercial es en la actualidad el arma más poderosa de las PYMES, autónomos y profesionales intraemprendedores. Los entornos 2.0 ha proliferado actitudes de colaboración que han llegado a incorporar este tipo de estrategias sinérgicas en la marca personal de muchos. Iniciativas como #CaféConstitucional en #CasinoMurcia donde emprendedores e intraemprededores se reunen para formular alianzas que ayuden a buscar soluciones en sectores como la educación, el turismo y el espectáculo, o #GinAndTwitts que fomenta el encuentro de profesionales que deseen establecer sinergias mientras degustann la última tecnología de elaboración de Gintonics son ejemplos recientes que nos dan a entender que hemos comprendido que para seguir adelante, tenemos que estar juntos. Lo vemos todos los días:

  • Empresas de Jardinería y empresas de limpieza unen sus ofertas comerciales para ser más competitivos, a pesar de ser empresas independientes, para conseguir contratos de mantenimiento conjuntos en urbanizaciones.
  • Empresas inmobiliarias y entidades financieras se alían para dar salida a los activos inmobiliarios, no sólo en la venta, sino en la elaboración de proyectos que pongan en valor solares devaluados.
  • Profesionales independientes trabajan conjuntamente con diseñadores gráficos, programadores y expertos en social media para mejorar su imagen y reputación.
  • Ingenieros, arquitectos y comerciales trabajan ahora juntos como nunca lo habían hecho, para crear productos más sensibles y adaptados a las necesidades de sus clientes.
  • Empresas privadas y muchos Ayuntamientos juegan ahora en el mismo equipo y unen sus capacidades de organización y difusión para proveer a sus municipios de servicios más ventajosos para los ciudadanos.
  • Twitter, Facebook, LinkedIn, Pinterest, son otro ejemplo de Joint Venturing con mecanismos que permiten difundir contenidos entre si para compartir tráfico.
  • Google creó un alianza estratégica con HTC, Samsung, Motorola y otras compañías para introducir su Sistema Android en los teléfonos móviles de todo el mundo para poder penetrar en el mercado de los Smartphones con riesgos mínimos.
  • Etc.
Joint Venture ya está en “todas partes”, las cadenas de favores están evolucionando hacia una eficiencia organizativa superior y las personas están comenzando a disfrutar de esta nueva forma de entender los negocios más allá del outsourcing.
Joint Venture es ahora una nueva forma de trabajar y disfrutar, es una evolución natural, es hablar y pensar en equipo superando los muros de tu propia compañía por particular que sea, es buscar la involucración de intraemprendedores de otras organizaciones que están deseando encontrar una conexión de trabajo y beneficio conjunto.
Joint Venture purga la competitividad tóxica interna y externa de las empresas y fomenta la creatividad y la innovación, su práctica ayuda a compartir riesgos, a sumar capacidades, pero sobretodo a visualizar combinaciones de posibilidades entre elementos que hasta ahora no se habían relacionado.
¿Qué opinas? ¿Nos aventuramos juntos? 😉

Autor: David Cánovas.

 

3 comentarios
  1. Antonio Rentero
    Antonio Rentero Dice:

    David, muchas gracias por hacerte eco de nuestra modesta iniciativa.

    Creo que a fin de cuentas nos mueve el afán por comunicar, ayudar, aprender… y empujar carros propios y ajenos.

    Creo que la mejor joint-venture parte de aprovechar el contacto tradicional (personal, humano, cercano…) con el “2.0cial”, que inmediatiza, acerca y difunde.

    La historia del hombre es la historia de la comunicación, y donde antes hubo hogueras, palomas, cables que cruzaban océanos… ahora llevamos en el bolsillo una herramienta decisiva para el intercambio de información, experiencia… pero con todo hay que buscar siempre (creo) la complementariedad. Quizá no sea aplicable siempre, pero sí en muchas ocasiones aquello de “¿por qué elegir?”.

    Sin ese afán de hibridación no tendríamos helados de fresa y nata, pa amb oli, lentejas con chorizo, motos con sidecar, móviles con cámara de fotos…

    Un abrazo y espero verte pronto.

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Hay otros modos de emprender en el exterior, sin necesidad de aventurarse en un terreno desconocido: por ejemplo las joint ventures internacionales, o alianzas estratégicas que aprovechan el conocimiento del mercado de cada una de las empresas implicadas. Según la UE, una join venture es una empresa sujeta al control conjunto de dos o más empresas que son económicamente independientes una de la otra. Es decir, sinergia en estado puro. Estas propuestas de riesgo compartido posibilitan que empresas de diferente tamaño se unan para llevar a cabo negocios de manera conjunta. Para ello tu proyecto empresarial debe ofrecer a la empresa más grande lo que no tiene: conocimiento e implantación en el mercado local, know how, buenas condiciones de precio, etc. Son proyectos de cierta complejidad jurídica, pero al mismo tiempo pueden ser apasionantes porque son totalmente colaborativos. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario