Emprendedor: 5 competidores que no debemos perder de vista.

Existen múltiples teorías sobre el tratamiento que los emprendedores y empresas consolidadas dan a su competencia, algunos opinan que es imprescindible diferenciarse de la misma e ir por delante para triunfar, otros sin embargo se inclinan por dejarla en un segundo plano y se focalizan directamente en las necesidades que perciben del mercado (personas, consumo), pero el hecho de que la competencia forma parte de la lucha por un pedacito del pastel es una realidad ineludible en nuestro día a día y estudiarla siempre  representará una oportunidad competitiva para nosotros.

A la hora de emprender un proyecto (intraemprendedor o emprendedor por cuenta propia), vamos a introducirnos en un océano lleno de peces y anzuelos con suculentos cebos donde picar, nuestra capacidad se verá potenciada si encontramos bancos de peces en lugares donde nadie está pescando, y también si somos capaces de ir a los bancos populares donde están todos los pescadores, equipados con el mejor de los cebos para llevarnos todo el pescado que podamos.

“El marketing se está convirtiendo en una batalla basada más en la información que en el poder de las ventas”.
Philip Kotler

Para aventurarse en la mar, vamos a identificar mediante un idioma (sin tecnicismos) a algunos de los competidores mas importantes a tener en cuenta a la hora de emprender y mantener protegido nuestro negocio:

  1. Competencia popular:
    Es el mas conocido y normalmente es un referente para el mercado, los consumidores lo conocen y hasta cierto punto sus productos y servicios no son ningún misterio, son fáciles de localizar e investigar, suelen mover mucho producto en el mercado pero al mismo tiempo son rígidos y tradicionales sobre aquello que les funciona. Son queridos (normalmente) por que ofrecen facilidades de pago y garantías mas o menos sólidas al consumidor, ejemplo: El Corte Inglés 😉
  2. De amplio espectro:
    La competencia que puedes encontrar normalmente en Internet está cada día mas preparada para ofrecer los productos a buen precio con un pedido y entrega rápidos. Los competidores en este medio son muy peligrosos, debido a que se pueden localizar desde un dispositivo conectado sin salir de casa u oficina. El cliente consumidor comparador emplea su propia voluntad para busca la mejor oferta calidad-precio de los productos que normalmente ya conoce y puede llegar a tomar la decisión en el acto dejándonos fuera de juego. Podemos decir, que el punto débil de este tipo de competencia es la frialdad, sensación de inseguridad generalizada, el trato distante con el cliente y que a veces se ve trasladado a un servicio carente de valor por una mera transacción.
  3. Sumergida:
    Si tu negocio a emprender va a depender de un mercado de ámbito local, debes prestarle mucha atención. Estos tiempos de crisis han disuelto muchas empresas y algunas de las personas que las componían siguen dedicándose a su profesión. El problema es que muchos ejercen de manera particular, no están dados de alta como empresas y tienen su propia clientela que normalmente es cómplice del modus operandi por el que también se benefician. Debes encontrarlos para descubrir que necesidades del mercado están cubriendo y cuanta cuota de mercado abarcan. En algunos sectores, como por ejemplo (limpieza y mantenimiento), este segmento de competidores representaría la mayor parte de tu competencia, un auténtico océano rojo lleno de pescadores.
  4. Círculo de confianza:
    Tus familiares, amigos, conocidos, antiguos compañeros de trabajo, etc, representan tu círculo de confianza mas cercano, pero no podemos olvidar que cada persona tiene su propio círculo de confianza. Emprendiendo negocios locales, una muy buena manera de conocer a tu competencia sumergida es a través de los círculos de confianza que están unidos al tuyo, pero la confianza siempre acaba exigiendo un intercambio de confidencialidades, por ello, si revelas tus intenciones y proyectos con detalle, también llegarán a tu competencia, aunque esto suceda con la mejor de las intenciones. Si tratas a tu círculo únicamente como clientes, obtendrás mayor feedback de negocio que si los empleas en el espionaje empresarial.
  5. Círculo de consumo:
    A medida que nuestro negocio avanza, circulan por el mismo clientes, empleados y colaboradores. Para el buen funcionamiento, es muy importante la transparencia y humildad en los negocios, pero todo negocio tiene ciertos secretos que lo convierten en único, por ejemplo: sabemos que un BMW tiene un excelente motor, potencia, bajo consumo, ruido reducido, etc… pero la mayor parte de nosotros desconoce los detalles técnicos mas íntimos de esa tecnología, salvo ciertos aspectos que, a nivel de marketing, encontramos en la publicidad o nos cuentan los vendedores. Si yo como cliente o empleado supiese hasta cierto nivel de profundidad como funciona tu negocio, no sólo perdería el valor percibido, también sería tentador convertirme en tu competidor, por lo tanto: “cuida la integridad de tu negocio”.

Autor: David Cánovas.

3 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario