Burbuja Inmobiliaria

El valor subjetivo de la vivienda.

Burbuja InmobiliariaEn los tiempos en los que vivimos, hemos pasado de valorar las cosas basándonos mas en la necesidad que en el simple hecho de poseerlas o disfrutarlas, pero realmente  ¿hacemos el ejercicio de valorarlas objetivamente?.

Son muchas las ocasiones que, debido a mi profesión surge el sector de la vivienda como tema de discusión favorito a debatir en eventos y reuniones a las que acudo.

La vivienda ha sido nuestro cobijo y nuestra protección, donde siempre hemos educado a nuestros hijos, donde hemos cocinado nuestra comida, donde lavamos y guardamos nuestra ropa, donde descansamos, donde duermen nuestros hijos y mascotas… pero ahora tratamos un bien tan preciado y valioso con indiferencia y en algunos casos con desprecio, estos son algunos de los comentarios que he escuchado últimamente:

“Ahora hay que vivir de alquiler, proporciona mayor libertad ante la adversidad”, a corto plazo es cierto, pero a medio y largo no lo es tanto: Olvidamos que nuestros padres, abuelos y bisabuelos lucharon por disponer de una vivienda para ellos y su familia (nosotros) y que al principio tuvieron que pagar un préstamo para conseguirla, pero hoy muchos de ellos tienen su vivienda en propiedad  ¿mayor libertad?, no me imagino viviendo el resto de mi vida en casas ajenas, de mudanza en mudanza y pagando alquiler hasta el fin de los días ¿y tu?.

“La vivienda ha bajado de precio y seguirá cayendo”, ¿es cierto? Es posible, pero ¿es ese el objetivo? es decir, yo necesito una vivienda, si encuentro una por un valor que considere justo y las condiciones para comprarla son favorables ¿por qué he de esperar? ¿voy a hacer un negocio inmobiliario o voy a comprar una vivienda para vivir?, quizás el especulador esté esperando a que la vivienda siga bajando de precio, si bien es cierto que el precio de los inmuebles subió demasiado por el exceso de demanda tanto real como especulativa entre los años 2003-2007, pero no olvidemos que gran parte de los españoles estuvimos dispuestos a pagar el precio de tarifa de aquellos años  y además temíamos no llegar antes que los demás para poder comprar la mejor vivienda del complejo, y ahora que han bajado un 60-75%, despreciamos el valor actual como si nos las tuviesen que regalar.

“El ladrillo ya no es una inversión segura”. la vivienda puede subir o bajar de precio, pero ¿va a desaparecer? creo que es un error pensar, que invertir tu dinero en una vivienda no es seguro. Las viviendas ocupan un terreno, están construidas con materiales de construcción y sirven para vivir, o para que otros vivan. Son tan importantes, que mientras un banco te presta el dinero para comprarlas, tienen que ir aseguradas contra incendios. Es evidente que no siempre va a tener el mismo valor, pero es una temeridad pensar que el dinero que se invierte en una vivienda vaya a desaparecer.

Creo que no deberíamos olvidar, que nuestras familias compraron las viviendas donde crecimos por un precio que en algunos casos no superaba los 6.000 € (1.000.000 de pesetas), seguro que si hoy preguntamos a nuestros padres, aquellos que compraron su vivienda y consiguieron pagarla en 15-20 años estarán muy orgullosos de poder disfrutarla sin riesgos financieros, alquilarla si necesitan ingresos y darla en herencia a sus hijos el día de mañana.

La vida está llena de etapas, ahora estamos viviendo la mayor crisis de nuestra generación, llevamos media década ajustando el sistema y quizás nos quede otra media década para que todo esté mas o menos en orden, pero de la misma forma que durante los años de bonanza estuvimos cegados con el derroche y nuestro estilo de vida desmedido, no debemos caer en la trampa inversa: no dar el valor objetivo que un bien tan preciado como es la vivienda se merece. Recuerdo durante aquellos años, que muchos me decían: “me arrepiento de no haber aprovechado la oportunidad de aquel momento”; pues hoy en día, las oportunidades siguen existiendo, aunque hayan adquirido una forma distinta y el día de mañana seguiré escuchando la misma frase: “Me arrepiento de no haber aprovechado la oportunidad cuando los pisos bajaron de precio, ahora tendría mi casa.”

2 comentarios
  1. Carlos
    Carlos Dice:

    Hola David, me ha gustado mucho tu articulo.
    Solo agregar que la vivienda es un bien de primera necesidad y creo que a veces las personas, en nuestros comentarios, olvidamos este pequeño (gran) detalle.

    Un saludo,
    Carlos
    excavar.co.nz

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario